Las varillas de acero se utilizan ampliamente en la construcción de edificios en estos días. Imparten resistencia a la tracción del cemento y actúan como una unidad cuando se le impone una carga. Son utilizadas debido a las deformaciones en la superficie, el cemento se adhiere muy bien a las barras y reduce el deslizamiento.

El acero inoxidable conserva su resistencia tanto a altas como a bajas temperaturas, lo que lo convierte en una excelente opción para proyectos de construcción. Debido a esta fuerza, los puentes y edificios sostenidos con acero inoxidable pueden soportar cantidades inmensas de peso y presión.

Cuenta con amplia ductilidad, que es la capacidad del material para permitir deformaciones plásticas bajo la aplicación de carga antes de romperse. Tiene estructuras más ligeras y funcionales. Minimiza los costes de material. Aumenta el espacio disponible y las opciones de diseño.

Las varillas están fabricadas en acero galvanizado de alta resistencia para garantizar su durabilidad. La resistencia a la corrosión es otra de las ventajas de utilizar acero inoxidable en la construcción. La corrosión puede desgastar y debilitar un material con el tiempo. Para garantizar que los edificios y los puentes sean seguros, se usa este material.

Las varillas de acero son resistentes a las llamas, temperaturas extremas, plagas y ofrecen mayor seguridad contra terremotos.

¿Buscas varilla de acero de mejor calidad? Llama a Maderas y Materiales de Ríoverde S.A. de C.V.