El cemento es un polvo gris fino que se mezcla con agua y otras sustancias para hacer mortero u hormigón. Es un material de construcción clave en trabajos de construcción. Para asegurar un nivel de consistencia entre las plantas productoras de cemento, se imponen ciertos límites químicos y físicos a los cementos.

El cemento es un material de cobertura que forma una unión entre los agregados y los materiales de refuerzo.

En la industria de la construcción existen diferentes tipos de cemento. Las diferencias entre cada tipo de cemento son sus propiedades, usos y materiales de composición utilizados durante el proceso de fabricación.

Los requisitos físicos típicos para los cementos son: contenido de aire, finura, expansión, resistencia, calor de hidratación y tiempo de fraguado. La mayoría de estas pruebas físicas se realizan con mortero o pasta creada a partir del cemento. El desempeño del concreto en el campo está determinado por todos los ingredientes del concreto, su cantidad, así como el medio ambiente y los procedimientos de manejo y colocación utilizados.

Algunos tipos son:

Tipo 1. Cemento portland normal.

Tipo 2. se usa para estructuras en agua o suelo que contienen cantidades moderadas de sulfato, o cuando la acumulación de calor es una preocupación.

Tipo 3.  Alta resistencia inicial. Se utiliza cuando se desea alta resistencia en períodos muy tempranos.

Tipo 4. Cemento portland de baja temperatura. Se utiliza cuando la cantidad y la tasa de generación de calor deben mantenerse al mínimo.

Tipo 5. Cemento portland resistente a los sulfatos.

Te invitamos a comprar cemento con personal experimentado que te pueda guiar acerca de cuál es el que más sirve para tu proyecto. Llama a Maderas y Materiales de Ríoverde S.A. de C.V.